martes, 30 de junio de 2009

Gyoza

Las gyoza son unas empanadillas japonesas que se hacen a la plancha. La semana pasada fue el cumpleaños de Ainhoa y preparamos unas cuantas para cenar. Son un poco entretenidas, pero el resultado es estupendo. Y perdón por la desaparición, pero han sido unos meses muy difíciles. Espero mantenerme un poco más activa.

1/2 kilo de carne picada de cerdo, 2 cebollas tiernas, 2 dientes de ajo picados, 1/2 col china, obleas para hacer gyoza (las encontraréis congeladas en las tiendas orientales, son pequeñas y van en paquetes grandes y transparentes), salsa de soja, aceite de sésamo, sake, vinagre de arroz.

Escaldar la col en agua hirviendo hasta que quede blanda pero sin perder el color. Escurrirla bien, picarla muy fina y mezclarla con la carne de cerdo. Picar la cebolla tierna y añadirla también a la mezcla de carne y col.

Sazonar la mezcla con 2-3 cucharadas de salsa de soja, 2-3 cucharadas de aceite de sésamo y 2-3 cucharadas de sake.

Tomar pequeñas cucharaditas de la mezcla y ponerlas en el centro de las obleas para gyoza. Cerrar las empanadillas haciendo un pliegue en la masa, y dejarlas en posición vertical con la parte cerrada hacia arriba.

En una sartén con tapa, poner unas gotas de aceite e ir colocando las gyoza un poco separadas unas de otras. Dejar cocer un rato hasta que la base de las empanadillas esté dorada. En ese momento, añadir un vaso pequeño de agua y tapar la sartén. Dejar que se vayan cociendo hasta que toda el agua se haya evaporado.

Sacar y servir, acompañadas de una salsa hecha con vinagre de arroz y salsa de soja a partes iguales. Mojar las gyoza en la salsa y disfrutar.

2 comentarios:

Marona dijo...

Hace poco las probé en sopa y me encantó... ¡es muy reconfortante! (Es que aquí llueve y apetecen cositas así).

Pomelita dijo...

Ostras, yo no las he probado con sopa... Deben estar buenísimas.

Aprovecha la lluvia, que aquí hace un calor que derrite las piedras y la verdad es que no te deja ganas de nada...

Besitos!