sábado, 21 de julio de 2007

Pollo asado


No me gusta lo de pollo asado, porque para mí asar es cocer al horno o a la parrilla, con poca grasa, y esta receta es todo lo contrario, pero no encuentro mejor traducción para el "pollastre rostit" de toda la vida... Si a alguien se le ocurre un título mejor, soy todo oídos.

2 ó 3 cebollas grandes, 1 pollo cortado a octavos, cava o vino blanco, ajo, aceite de oliva, 10 avellanas o almendras, perejil, pimentón.

Cortar la cebolla en rodajas y cocerla con un buen chorro de aceite en una cazuela grande (de barro o hierro colado). Añadir unos cuantos dientes de ajo sin pelar. Cuando la cebolla esté transparente, añadir el pollo y marcarlo un poco. Añadir medio vaso de cava o vino blanco y cocer a fuego vivo para que se evapore el alcohol. Al cabo de unos minutos, bajar el fuego y dejar que el pollo vaya haciéndose a fuego lento. Cuando el pollo esté tierno (yo normalmente lo tengo entre una hora y una hora y media), preparar una picada en el mortero con un par de dientes de ajo, las avellanas o almendras, un puñado de perejil y una cucharadita de pimentón. Tirar la picada por encima del pollo, remover, dejar cocer un par de minutos más y servir.

Este plato queda perfecto con unas patatas confitadas en el mismo aceite del pollo, o con bastante más cebolla para hacerlo encebollado. También se puede usar el hígado del pollo, cocido a la plancha para incorporar a la picada.

Esto me lleva a haceros una pregunta que me ha tenido preocupada toda la semana ;-) ¿Fuera de Cataluña también se hacen picadas para los guisos? Me explico, todas las recetas catalanas llevan una picada, que se trata de un conjunto de ingredientes majados en el mortero y que se conciben para añadir un gusto crudo al final de la cocción y un poco de harina o frutos secos para espesar la salsa. Normalmente se pican ajos, perejil, almendras, avellanas, galletas maría, carquinyolis (unos dulces catalanes secos, como galletas), las vísceras de la carne o el pescado que se cocina y especias. Esta mezcla se disuelve con un cucharon de salsa o aceite del guiso y se incorpora a la olla. No sé si existe esta tradición en el resto de España. Si existe, os estaréis riendo de mí por mis dudas existenciales, lo sé...

2 comentarios:

Yvi dijo...

Adoro cuando me lo hace mami, aunque si no es igual a tu receta, me parece que tomaré nota de ésta ^^

Willy Wonka dijo...

Un rostit es un rostit, da igual cómo se haga. Seguro que la receta de tu mami es mil veces mejor que esta... Ya se sabe cómo cocinan las madres.