sábado, 21 de julio de 2007

Alitas de pollo con ñoquis


A mi pomelo le encantan las alitas de pollo. No me preguntéis por qué, porque a mí nunca me han apasionado particularmente, pero a él le chiflan, y cada cierto tiempo insiste e insiste hasta que las preparamos. Siempre ando buscando nuevas maneras de hacerlas para darles más sabor, y esta última vez las preparé así:

1/2 kilo de alitas de pollo, sal, pimienta, polvo de cinco especias, aceite, zumo de limón, guindilla.

Poner las piezas de pollo en una cazuela con agua y hacerlas hervir. Retirar las impurezas del agua con una cuchara. Añadir entonces la sal, la pimienta y una cucharadita de polvo de cinco especias. Dejar hervir unos minutos, hasta que el pollo esté cocido. Escurrir.

Calentar aceite en una sartén y freír el pollo hasta que esté bien dorado. Colocarlo sobre papel de cocina para retirar el exceso de aceite. Espolvorearlo con un poquito más de sal, pimienta y polvo de especias. Rociarlo con zumo de limón o lima y servir.

Para acompañarlo, esta vez, optamos por hacer una versión de las patatas fritas con ñoquis. En este caso eran ñoquis rellenos de gorgonzola, que quedaron aún más deliciosos. Solo hay que freír los ñoquis en abundante aceite, escurrirlos y servirlos. Son un aperitivo riquísimo.

Esta receta de alitas se puede hacer con otras partes del pollo.

2 comentarios:

delokos dijo...

Un día probé a freír los ñoquis y me gustaron mucho, pero eran ñoquis de patata normales...

Es buena idea lo de freír los rellenos, supongo que has usado los de Rana... me lo apunto y un día lo hago...

Muy interesante blog, te visitaré los archivos con más calma...

Un saludo...

Willy Wonka dijo...

Pues sí, son los de Rana. Yo no lo he probado con los normales, pero seguro que quedan muy bien. Prueba con los de gorgonzola y ya me contarás ;-)

Aunque realmente, lo suyo sería probar con ñoquis caseros...

Gracias. Yo también he estado curioseando en tu blog :-)