domingo, 16 de mayo de 2010

Un aperitivo inesperado

Después de un día entero de chicas, con coctelería incluida (Indara, Lucía, Xènia, gracias, lo pasé genial!) una se levanta tarde y cansada, pero cuando tienes un pomelo que coge a los niños y se los lleva al parque para hacerte más llevadero el trabajo de levantarte de la cama, todo es más fácil.

Y como me he levantado más cerca de la hora del aperitivo que de la del desayuno, me he regalado un capricho de una tienda estupenda que encontramos ayer en el barrio de Gràcia. Son unos guisantes con wasabi y una cerveza de jengibre. Y no son lo único que compré ayer en el DeliShop... Muchas cosas de muchos países diferentes, cosas que no probaba desde hacía años y nuevos descubrimientos. La única pega es que quizás es un poco cara, especialmente en lo que respecta a cosas que pueden encontrarse en otras tiendas de barrio, menos bonitas, pero igualmente llenas de pequeñas maravillas internacionales.

En fin, que me quedo en la terraza con el solecito, mi cerveza de jengibre y un buen libro, escuchando los gritos de los niños desde el patio y disfrutando de este inesperado regalo del pomelo, un ratito para mí.

4 comentarios:

MªJose-Dit i Fet dijo...

Pues que suerte con tu pomelo..a mi me ha salido mas bien limon...:))

Miss Grapefruit dijo...

Je, je, je... Depén del dia. De vegades el meu també és una llimona en tota regla.

Per cert, m'ha encantat el teu bloc! L'afegeixo als meus favorits.

Alecsander dijo...

Ei, sóc l'Àlex de Vilanova! Què hi ha? Ei, molt interessant, aquest bloc de cuina! I els altres teus també són molt xulos. Felicitats!

Miss Grapefruit dijo...

Ei, Àlex!! Gràcies!! Com va l'espera? Avisa, eh? Petons!